Museo de la Tortura de Guadalest…

Otra de esas visitas que no puede perderse el curioso del BDSM es la del Museo de la Tortura de Guadalest. En su recorrido a través de sus 11 salas, podremos observar más de 70 instrumentos de tortura de la edad media. Algunos de ellos, son instrumentos auténticos que, desgraciadamente, tuvieron un uso real en el pasado…

Potros, cepos, cinturones de castidad, máscaras de hierro, jaulas colgantes, hierros de marcar… desfilarán ante nuestros ojos, provocándonos un rechazo instintivo ante su realidad, pero a la vez, estimulando nuestras fantasías, adaptando tan infames objetos a las mismas…

Pueden conocer más sobre éste museo aquí.

Y después… ¿qué mejor que compartir unas ricas muestras de la gastronomía del lugar? Unas “pilotes de dacsa”, un conejo al ajillo o una rica olleta

.

Y ya que hemos hablado de cinturones de castidad: en el Cuaderno de BDSM nº15 pueden encontrar un magnífico artículo sobre el tema.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.