BDSM y Religión: PASTAFARISMO

Seguramente sean muchas las personas que se preguntan si su «Conducta Sexual Atípica» denominada BDSM es o no compatible con su creencia y su Fé. Algún día probablemente hablaremos de ello con más profundidad. Pero hoy quisiera simplemente hacerles una recomendación: Si su Fé no se muestra muy partidaria de sus gustos sexuales, deberían de considerar la posibilidad de cambiar de Religión.

¿Y qué Fé recomienda Usted, Maestro y Gran Gurú de su escalera? – Se preguntarán seguramente (sobre todo el listillo de costumbre…)

No se apuren, aquí llega la «Hora de la Evangelización».

Háganme caso y abracen la Verdadera y única Fé: La del Gran MEV y conviértanse al Pastafarismo. Ser Pastafarista tiene cientos de ventajas, como por ejemplo…

Su cielo:

  1. Tiene volcanes de cerveza hasta donde alcanza la vista.
  2. Tiene una fábrica de bailarines/as de striptease.

Su Infierno:

  1. Hay también volcanes de cerveza, pero está caliente y sin gas.
  2. Los bailarines/as de striptease sufren enfermedades venéreas.

Hay muchas más razones para abrazar la única Fé Verdadera, pero sería demasiado largo de detallar aquí. Por lo tanto, permítanme que cite tan sólo un par de sus Diez  Ocho Mandamientos del Gran MEV, recogidos en su Evangelio. Especialmente los que hacen referencia a Nuestra «conducta sexual atípica»:

4 – Realmente preferiría que no te satisficieras con conductas que te ofendan a ti mismo, o a tu compañero amoroso mentalmente maduro y con edad legal para tomar sus propias decisiones. Respecto a cualquier otro que quiera objetar algo, creo que la expresión es «jódete», a menos que lo encuentren ofensivo, en cuyo caso pueden apagar el televisor y salir a dar un paseo, para variar.

8- Realmente preferiría que no le hicieses a los otros lo que te gustaría que te hiciesen a ti si te van las… ejem… las cosas que usan mucho cuero/lubricante/Las Vegas. Si a la otra persona también le gusta (según el nº4), entonces disfrutadlo, sacaos fotos, y por el amor de Mike ¡usad un PRESERVATIVO! En serio, es un pedazo de goma. Si no hubiera querido que lo disfrutarais al crearlo habría añadido púas, o algo.

Son muchas las razones para cambiar de Fé si ésta no es compatible con la suya actual. Háganme caso y dejen que los Majestuosos Brazos Tallanirescos les acojan en su seno.

RAMÉN.

Dragón.

(Las imágenes y la información están tomadas de la Wikipedia. Pueden saber más a través de los links del texto)

Próximamente: Otras Religiones y el BDSM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.