Y cómo me alteras…

«Amo… Me alteras.

Y cómo me alteras…

Y se me pasa, siempre se me pasa.

Y vuelvo a ti con la cabeza gacha.

Si tengo que elegir, elijo que me duelas. Y a la mierda los caminos de rosas!»

 

¿Qué sumisa no se ha sentido así? Quién no lucha consigo misma, quién no se rebela contra sus ganas y Sus ganas, quién no vuelve, quién no Le elige volviendo la rabia deseo, quién no busca Su mano y la lame guardando los dientes. Esas dentelladas que a veces ese otro yo nuestro quiere lanzar contra Él, contra esa yo que se humilla y envilece.

Si llegas ahora, y no te entiendes y te peleas contigo misma, y te enrabia ser así para Él, ser así… ser esto que somos, ser tan sumisa y no bastante sumisa, y deseas rebelarte a veces, y no te sale…

Tranquila hermana. Que nos pasa a todas. Todxs los Amxs nos desesperan, porque no son ellxs, somos nosotras las que estamos en guerra con nuestras decisiones y nuestras ansias (Ellxs sólo Son, y si no fueran no estaríamos allí)

Y no voy a decirte que se pasa, porque no se pasa. El camino siempre sigue, hay más curvas y nuevas aventuras al otro lado, nuevas rabias, nuevos placeres… Pero te acostumbras a reírte de tus desesperaciones y rendiciones, y te lanzas de cabeza.

Ay cómo nos altera…

¡A la mierda los caminos de rosas!

 

 

Gracias perrita_Ls-um por dejarme trastear tu texto.

 

Leído en fetlife:
https://fetlife.com/users/9977117/posts/6169188

1.- Amo… Me alteras. En todos los sentidos. No estoy muy acostumbrada a enfadarme y menos a que se enfaden conmigo… la gente no se suele enfadar conmigo. O si, pero no me lo hacen saber

2.- Y como me alteras… consigues que quiera escaparme lejos o morderte o ambas cosas en orden inverso.

3.- Pero se me pasa, siempre se me pasa. Aunque no encuentre la razón de tu acción o comportamiento desde mi perspectiva “lógica”.

4.- Y entonces vuelvo a ti con la cabeza gacha y el rabo entre las piernas, suplicando perdón y caricias.

5.- Y me humillo? es muy probable, pero no me importa en absoluto.

6.- Consigues en mi lo que no consigue nadie… y a posteriori me parece como mínimo interesante haberme visto reaccionar así, sintiéndome débil, vulnerable, frágil, rabiosa…

7.- Amo… no sé si vas a entender este pensamiento (en mi cabeza tiene sentido, pero me consta q es un poco caótica): si tengo que elegir, elijo que me duelas. Y a la mierda los caminos de rosas!

“De como una perra pasa de morder a lamer…” de perrita_Ls-um

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.