Ponygirl (La Nana de la Entrega) – Yo quiero escribir pero…

 

“Se ofrece Sumisa obediente y complaciente perra sola sin dueño y sin adiestrar. Me pregunto si usted sabrá cómo tratarme, me pregunto si será capaz. Atada de pies y manos aprenderé a respetarle y luciré mi collar. Firmo mi contrato de entrega: Esclava, doncella, y enfermera. A sus pies me arrodillo si me da su permiso. Agacho la cabeza y pido turno para hablar: Yo quisiera colgarme sus medallas como una buena soldado que por la patria llorará. Identificada como 7/24”

‘Ponigirl, la nana de la entrega’ de Vanexxa.

.

.

.

El 24/7, los contratos de entrega, el concepto sumisa/esclava, protocolos…

Como dice Violeta_As, “hay debates que ya son vintage”. Y esta canción parece un compendio de ellos. Falta lo de si las amas follan y si los amos comen coños.

.

 

Recientemente tuve una conversación en privado sobre cómo las batallas y el barro colonizaban nuestros espacios de debate (en mi opinión problema cíclico que ha ocurrido web tras web y foro tras foro en los 18 años que llevo interneteando por estos mundos de Bill Gates), de forma que cada vez son menos los contenidos, conversaciones y textos sobre BDSM. Lamento también cíclico y reincidente en estos 18 años.

Como reacción a esta conversación, y en un arranque de buena intención, planteé en fetlife una pregunta abierta invitando a proponer temas.

Pero no funciona.

No porque la gente no participase, que sí lo hizo. Se propusieron muchos y muy diversos aspectos que desarrollar. Desde “el materialismo histérico y la lucha de roles en Fetlife” (lo siento juanillogatosumi, no me siento capacitada ni es mi estilo encender fuegos en los foros así, a lo tonto… Que no gano nada), hasta “el lastre que supone ser humilde” (yo es que de ser humilde me temo que sé poco, Gemisa… -aunque tengo alguna idea nacida de esa frase dando vueltas por la cabeza-).

Se plantearon muchos temas y los tengo apuntados en un documento de Word, porque no descarto reflexionar sobre alguno de ellos más adelante. Algunos exceden mi ámbito de experiencia, otros no los entiendo bien, o no me apetecen nada, o al final van a ser introducidos por quien los propuso… Pero hay ahí material.

.

No funciona porque para escribir te tiene que salir de dentro la gana, la idea y la letra. Y aunque yo ganas de escribir casi siempre tengo, la idea anda por ahí desperezándose sin acabar de despertar y las letras, definitivamente, no se juntan.

De verdad que me gustaría mucho hablar. Y hacerlo desde mis realidades, de mi experiencia, mis verdades y mis contradicciones. Y mis fraudes, también. Pero no sale. No me sale eso de bucearme y buscarme cara a cara lo que siento, lo que vivo, y exponerlo a la mirada de nadie, incluida yo. No ahora.

Será que no es momento de escribir.

Igual es momento de vivir cosas sin pensar mucho y dejar que todo se asiente. Que vaya mesecitos de cambios, sorpresas y novedades… He cerrado puertas, he abierto otras. Me he estirado como un gato y lamido las heridas. Y han aparecido otras. He mudado piel de penas, me pica menos la aspereza. Estoy balanceando mi geografía y el mapa físico de mi cuerpo y mis deseos y (mucho más prosaico) del lugar dónde vivo.

Demasiadas olas en este mar de calma. Creo que ando con resacas.

Ya escribiremos.

.

Al menos les dejo una canción interesante:

Pueden escucharla en youtube: www.youtube.com/watch?v=OyPOsXb1z9g

.

.

.

.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.