Y si… (en la senda de mi tiempo)

...

 

..

Y si…

¿Y si quiero? ¿y si no? Y si es nada, y si y si y si…

y si hablo, y si me callo, y si es sólo el eco sordo de mi voz.

 

Y si algo echo en falta, si es hastío, si nostalgias,

y si busco en mi reflejo, en las arrugas de mi frente…

y si es melancolía, y si una gran confusión.

¿Y si no?

 

Y si no tengo más respuesta que espejismos de ilusión.

 

Las estrellas por la noche han perdido (¿y si no?) su esplendor.

.

.

.

No le busquen los tres pies al gato: crecí en el mismo barrio que los Celtas Cortos.

 

Pero… ¿y si?

 

No me pasa muy a menudo. Al menos no de momento. Pero a veces contemplo a una sumisa iniciándose en esto del BDSM, las ilusiones nuevas, los nervios, las ganas informes e infinitas… A veces veo una imagen arrodillada, una mirada baja. Unos amigos estrenando un tsunami vertical de posesiones y entregas… Y vacilo. Soy de ideas claras y ordenadas, pero qué caray… a veces se revuelven y me puede un momento la envidia.

Algún día serán ganas y no nostalgias. Todos caminamos las sendas de nuestros tiempos.

.

.

.

.

.

.

.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.