Conocimientos y prejuicios acerca del BDSM en futuros profesionales de la psicología – Carmen Tusquellas Sánchez

 

.

,

Hoy la batalla en redes ha estado promocionada por una persona que en twitter hablaba de lo malísimo que es el BDSM, de todo lo oscuro y terrible que oculta, de lo desgraciadas que son las personas que lo practican y cosas así.

Ni caso.

Como contraprestación el universo ha querido poner en mi camino este interesante trabajo de Carmen Tusquellas Sánchez, presentado en 2020 como trabajo de fin de grado de la facultad de Psicología, Ciencias de la Educación y Deporte de la Universidad Ramón Llull, y que parte precisamente del espíritu contrario: normalizar y liberar de prejuicios el BDSM, en este caso en el ámbito profesional de la psicología. Importante eso de que tu psicólogo no piense que estás como una cabra debido a lo más o menos inusitado de tus kinks. Para ello estudia cual es el nivel de conocimiento y prejuicios entre los estudiantes del grado de psicología

«Conocimientos y prejuicios acerca del BDSM en futuros profesionales de la psicología».

Está disponible en la base de datos recercat.cat (AQUI), que es de dónde lo he descargado yo… en el móvil. En el ordenador no consigo que windows deje de considerar al rececat como un sitio inseguro.

También pueden ver una presentación resumida del trabajo AQUÍ.

Copio el resumen:

Este artículo trata de dos estudios: El primer estudio será la traducción, validez y fiabilidad del CPAT – BDSM (Cuestionario de Percepción de Actitudes de Terapeutas en torno al BDSM) y el segundo estudio recoger información sobre creencias y prejuicios de una muestra de 121 psicoterapeutas. En el análisis exploratorio se obtuvieron 3 subescalas: 1. Creencias sobre el origen del BDSM, 2. Salud psicológica o psicopatología de los participantes del BDSM y sus prácticas y 3. Aspectos positivos del BDSM. Esta validación a través de la muestra (n=121) indicó que el modelo de 3 factores se adapta adecuadamente a los datos. Los resultados obtenidos muestran desconocimiento a cerca de estas prácticas. Cuanto menos se conoce del BDSM, más se tiende a creer que estas prácticas son social y moralmente cuestionables. La participación en el BDSM o el conocimiento de otras personas que lo practican está asociado a actitudes positivas. Este instrumento puede ser útil para aquellos investigadores que deseen continuar profundizando en la discriminación que existe hacia las minorías sexuales.

.

Voy a repetir la conclusion final, que se recoge en este resumen…:

Cuanto menos se conoce del BDSM, más se tiende a creer que estas prácticas son social y moralmente cuestionables. La participación en el BDSM o el conocimiento de otras personas que lo practican está asociado a actitudes positivas.

.

Vaya… Pues resulta que pasa como con todos los prejuicios. Qué curioso.

.

.

P.D.: sobre salud mental y BDSM, tal vez recuerden este otro estudio: «Características Psicológicas de los practicantes de BDSM» (Psychological Characteristics of BDSM Practitioners), publicado en la revista The Journal Sexual Medicine.

.

.

.

.

.

 

 

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.