“MULTIPROPIEDAD” – parte 2

Viene de…  MULTIPROPIEDAD, parte 1. Sobre relaciones múltiples BDSM.

.

Multipropiedad parte 2

.

CRÍTICAS A LA MULTIPROPIEDAD.

Antes de nada, critico mi propio uso del término:
Tienen razón las inmobiliarias.

Según el Diccionario de la Lengua Castellana de la RAE, multi- significa «muchos» y propiedad «cosa que es objeto de dominio»… así que podría yo tener razón por una derivación lógica siguiendo las leyes gramaticales de nuestra lengua…
Pero no, resulta que el término MULTIPROPIEDAD ya viene en si mismo recogido y definido por la RAE como condominio, así que sí, es un apartamento con varios propietarios. Varios co-dominantes sobre el objeto.

A propósito de este tema, recomiendo la lectura de la reflexión de Bastinado, que como título de su artículo también usa el término tan equivocadamente como yo.
http://amobastinado.com/Multipropiedad.txt (por desgracia esta web ya no existe)

.

No es que descubra en su texto la cuadratura del círculo… pero es que no hay conjuros mágicos para estas cosas. ¿Oíste hablar de ese manual fantástico e infalible que tienen los Amos pero que sólo se pasan en círculos muy cerrados y selectos? (yo sí he oído hablar de él). Te engañaron. No hay arcoiris con jarras de oro enterradas bajo ellos. Si quieres tesoros, tendrás que excavar para encontrar joyas y pulirlas con esfuerzo.

En este caso, como Bastinado sugiere, no es más que sentido común, honestidad y dejar hacer a cada cual lo que desee con un mínimo de tolerancia y apertura de mente.

.

Yo siempre respondo lo mismo, que no es cuestión de que esté bien o mal, o de las malas experiencias que alguien haya tenido y debido a ello las critique después. Lo verdaderamente importante es que todos los implicados en esa relación se lleven bien y sean felices. «Si 3 personas llevan un tipo de relación y son felices todos en ella, quienes somos nosotros para criticarla?».

Pero el caso es que aunque en teoría parece ser que, cuando hablamos, todos estamos de acuerdo y a todos nos parece estupendo que cada cual haga lo que le plazca,… en realidad, como bien me dijo hace un par de noches una amiga por messenger, «este es un tema controvertido».

.

Y no entiendo por qué lo es.

.
Entiendo las dudas y las dificultades que una persona puede tener para decidir cambiar de un estado de exclusividad a uno distinto.

Incluso entiendo hasta cierto punto el debate que pueda plantearse sobre hasta qué punto la persona sumisa tiene derecho a elegir, poner reparos, condiciones… No los comparto, por lo que ya dije en el anterior fragmento de que jugamos para ser felices, pero conozco y entiendo los argumentos en contra de la libertad de elección, y muchos de ellos son perfectamente coherentes con el BDSM.

Otra cosa es que a cada cual le sirvan o no en su situación, su forma de verlo y vivir su relación en concreto.

.

¿Pero por qué es conflictivo que OTROS tengan más o menos sumisas? ¿Qué tiene eso que pueda debatirse? ¿Por qué es criticable que una sumisa cambie de idea en un momento dado y acepte compartir?

Ni siquiera es criticable el modo en que se establezcan esas relaciones. ¿Y qué si se trata o no por igual a las sumisas? ¿y qué si el Amo impone entre ellas una dinámica de competitividad o si prefiere un estilo tipo LOGSE: cooperación entre iguales y desarrollo individualizado? ¿y qué si las presenta y mezcla o si las tiene aisladas entre sí y sin que sepan unas de otras? Mientras se haga de forma clara y todo el mundo sepa a qué se juega desde antes de decidir si quiere o no participar…

No obstante no hay canal de chat, grupo BDSM, foro de discusión, ni espacio donde se junten de vez en cuando unos cuantos bedesemeneros, en el cual este tema no acabe siendo motivo de disputas, ofensas, orgullos heridos e intercambio gratuito de insultos. ¿Por qué?

¿Será que nos asusta tanto el ejemplo que nos damos unos a otros, que necesitamos destrozar las otras realidades en vez de disfrutar plenamente de la nuestra?

.

Tal vez como sumisa única critico tanto a las que cambian de idea porque no quiero que mi Amo piense que yo puedo seguir sus pasos. Es más fácil destrozar su vivencia, decir que lo hacen porque se ven obligadas, porque si no tragan las abandonan, por miedo a dejar de ser queridas… que asumir y defender mi propia postura con madurez, confiar en que mi pareja actuará en consecuencia y cumplirá sus promesas si me las hizo, o enfrentarme a las decisiones que tenga que tomar en caso de que no lo haga.

Tal vez como dominante desprecio e insulto ferozmente a las que no aceptan compartir, porque temo que a mis candidatas les dé por plantearse la posibilidad de elegir y elijan que mi oferta no les conviene. Es más fácil dar sopas con honda si sólo hay sopa en el menú. Y dónde va a parar, resulta mucho menos trabajoso obtener las cosas si es universalmente obligatorio que me las den a costa de lo que sea, que si nos tomamos el esfuerzo de guiar y educar para que me las den felizmente.

Se me ocurren muchas cosas y situaciones criticables e incluso denunciables que frecuentemente están implicadas en el asunto este de compartir dominante o tener varias sumisas…

Es criticable utilizar el chantaje emocional para que la otra parte acceda a compartir (o para que renuncie a tener otras sumisas). Utilizar el engaño y la manipulación. Faltar a la palabra dada o los límites establecidos previamente por las bravas y sin renegociación. Omitir información relevante sobre las circurstancias en las que se dará la experiencia, o incluso falsearla, para que acceda a una situación que de otro modo no aceptaría. Aceptar de mentirijillas y dedicarse a malmeter contra la nueva (o contra la veterana)…

.

Pero no se me ocurre bajo qué parámetro es criticable la práctica en sí.

.

lena{DR}
propiedad de Dragon
mayo’06

.

– Multipropiedad, parte 3
– Multipropiedad, parte 4

.

.

..

.

4 pensamientos en ““MULTIPROPIEDAD” – parte 2

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.